Depender lema de sumisos y autocráticos

 

IMG_0074

Esta semana fue el cierre de la Escuela de Padres del Instituto Hune. Una apuesta por superar la Dependencia.

La sesión de cierre fue sobre la etapa de 10 a 12 años cuando el niño incorpora valores que le permitirán de adulto estar al servicio de la humanidad y cuidar el planeta.

Llegar a los doce años sin Confianza nos aísla en un mundo interno donde somos incapaces de compartir y de comprometernos. Nos pasamos el resto de la vida sin autoestima, buscando fuera de nosotros, con grandes dosis de egocentrismo, egoísmo y egolatría.

Es el origen de personas autocráticas ó sumisas. Las primeras persiguen el control, y la segundas se pliegan a ese control. En ambos casos hay una actitud de desconfianza, o hacía sí mismos, la pareja y/o el mundo.

En el curso además pude ver la relación que existe entre la dependencia, las dificultades de autoestima de las personas y los comportamientos radicales que borran de nuestras preferencias a países enteros, tutores, amigos, y otras ideas cuyos valores se convierten en nuestros enemigos.  

Para facilitar comprender esa relación voy a situarme en la etapa de las relaciones. Esta etapa pide incorporar valores que propician el aceptarse y aceptar al otro: de 4 a 6 años. Voy a relacionar el concepto de dependencia con la percepción que tenemos de las personas cuando creemos que nos fallan, doblegan o nos defraudan.

En esas circunstancias solemos sacarlas de nuestra vida.  La echamos fuera cuando hemos agotado nuestra admiración. El otro empieza a dejar de valernos en el preciso momento en que empezamos a criticar, y/o a percibirnos torpes en algo.

Previamente hemos dependido. Nos hemos plegado con sumisión a los valores del otro, a la autoridad del otro, al deseo del otro, a la solución del otro. Es natural, nos vivimos con problemas de autoestima que nos debilitan y que, sin embargo, desconocemos. La actitud será de sumisión.

Repetimos buscar la protección. Haremos lo que nuestros padres propiciaron durante la infancia. Y también hay lugar para lo contrario: buscar supuestamente a quien proteger debilitando su autoridad. Son los autocráticos. En ambos casos es un acuerdo entre personas en pugna con su autoestima.

Los dos evidencian la imposibilidad de compartir, del compromiso. Son ególatras y el mundo perfecto es el propio. Aunque ese mundo privado sólo evidencia desigualdad, debilidad y dependencia. 

… Como en un cuento de hadas todo estará bien hasta que el otro deja de ser perfecto. Cuando dejar de funcionar proteger o ser protegido.

A partir de ese momento nuestra cabeza vive en marejada. Una y otra vez nos decimos que necesitamos dejar de depender, si nos percibimos sumisos.  O que sólo queremos lo mejor para la otra persona, mientras la duda nos marea internamente. ¿Qué hacer? ¿Qué defender? ¿Qué aguantar?

Los sumisos, cuando dejan de admirar verán al otro con rasgos de superioridad o autoritario, si esconden prepotencia.  O se harán cada vez más impotentes, si el patrón de anulación es muy fuerte. 

Los autocráticos serán fuertes en la medida que debilitan al otro, para pasar a ser permisivos cuando el otro se hace fuerte, lo que sea por no soportar experimentarse débiles.

¿Reprobable? Es preferible reconocer una dificultad compartida en ambas circunstancias, que además podemos y es posible cambiar. Son las Dos caras de una misma moneda: el aprendizaje de la Confianza.

Ambos comportamientos son la consecuencia natural de percibir la solución de nuestras dificultades de autoestima fuera de nosotros. El resultado de haber pasado nuestra infancia creando patrones internos que condicionan el cariño, el aprendizaje o la aceptación, por la actitud proteccionista, manipulativa o exigente de nuestros padres.

El malestar que sentimos y el deseo de tener la razón cuando se ha roto la magia nos confirma nuestro egoísmo. Claramente somos dependientes. El entendimiento de otras maneras, de otros valores y de otras ideas es imposible. Sobre todo el saber decirnos Si a nuestros valores sin levantar trincheras o tachar de la lista a personas. 

Percibiremos errores imperdonables en vez de Aprendizajes, cuyo proceso se puede compartir, consensuar y enriquecer. Y ello es vital. El aprender la Confianza es una verdad que necesitamos experimentar en todas nuestras relaciones de pareja, de amistad, o aquellas muy estrechas con educadores, o facilitadores.

La Escuela de Padres del Instituto Hune es un curso para entender este proceso en uno mismo y con nuestros niños. Propicia vivir el mundo de una manera diferente. A todos: padres, empresarios, políticos, dirigentes, profesionales de la salud y la educación, amas de casa, estudiantes, recomendado apuntarse para la próxima edición…

Escuela de Padres Instituto Hune

 

Anuncios

Acerca de Enrelaciones con Graciela Large

Las personas están ahí, por todas partes. Relacionarnos con ellas nos da plenitud, o nos condena. Los ojos al mirar miden al instante, la seguridad para expresarnos. Esa confianza que nos inspira la percepción es en realidad un búmeran que nos dice: ¿quién soy? Las relaciones interpersonales entre amigos, parejas, padres e hijos, es la metáfora de mi propio aprendizaje. Un día caí en la cuenta que mi identidad se mira, se recuerda, y suma al relacionarse. A partir de ese momento supe que escuchar, respetar y facilitar da sentido a mi vida. Cada vez que lo hago, además de plenitud, recupero para mí y para el otro el valor más preciado: la libertad. Graciela Large de la Hoz Coaching e Inteligencia Emocional Experta en Comunicación, Formadora y Periodista
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s